Aventura en marruecos

Viaje de aventura y trekking a Marruecos en 4x4. Recorrido por Fez, El Atlas, Gargantas del Todra y Dades, Merzouga, Kasbahs y Marrakech. Ruta diferente!.
Table of contents



Desperdigados por el valle, 25 duars pueblos se mimetizan con sus espectaculares fondos. En lo alto de las montañas se puede ver a los aldeanos recogiendo plantas silvestres para preparar remedios de hierbas y tintes naturales para alfombras, y en el amplio valle se suceden las huertas de manzanos, almendros y albaricoqueros, junto a algarrobos, membrillos, granados y cerezos.

Viajes de aventura a Marruecos

El valle, en forma de Y, se centra alrededor de la zagüía de Sidi Musa, que descansa sobre una columna cónica con los pueblos de Imelgas y Ikhn-n-Ignir al noreste, Tabant al este y Tikniuine y Aguti al suroeste. Tabant, con su zoco dominical, su escuela y el centro oficial de formación de guías de montaña, es el corazón del valle y principal nudo de comunicaciones. Hasta aquí llegan los visitantes, sobre todo para hacer senderismo y pasear sin prisas entre los pueblos del fondo del valle. Y para ver una puesta de sol espectacular, se puede llegar hasta la zagüía del morabito local, Sidi Musa, patrimonio de la Unesco.

Desde Ourzazate la carretera nos lleva por el sureste al valle del Draa , formado por una estrecha cinta de agua del Alto Atlas que de vez en cuando emerge en un oasis , particularmente entre Agdz y Agora, un tramo de unos 95 km, para el que se necesitan entre tres y cuatro horas.

Desde volvieron los visitantes, que sobre todo van para ver las dunas que llegan casi hasta la localidad. Es el mayor mar de dunas de Marruecos y serpentea 40 km siguiendo el horizonte y limita al norte y sur con cadenas montañosas. Este mar de medias lunas doradas, que alcanzan metros de altura, oculta pequeños campamentos semipermanentes en sus depresiones. Así, la vida en el desierto es aquí tranquila y envolvente, y ofrece espectaculares cielos nocturnos.

Para hacer la excursión a Erg Chigaga conviene reservar con antelación los guías, el campamento y el itinerario. En la sombra pluviométrica del Atlas Medio, la garganta del Dadès representa un paisaje espectacular: En primavera, el agua anega el valle, donde los canales de riego las distribuyen a los trigales y huertos de higueras , almendros y olivos.

Los nómadas siguen viviendo en las montañas circundantes con sus rebaños se pueden ver algunas de sus cuevas trogloditas desde el campamento Berbere de la Montagne y usan el valle como lugar estacional para el ganado, entre los pastos estivales del Alto Atlas y su hogar de invierno en el Yebel Saghor. En esta zona del país el viajero puede darse un atracón de gargantas: Explore Marruecos en un viaje desde Casablanca a las dunas del desierto del Sahara y viajamos durante 4 días en un tour por el desierto del Sahara en Erg Chebbi.

follow site

Crónica de un viaje a Marruecos

Podemos personalizar todos nuestros tours para que usted pueda descubrir y experimentar la cultura de Marruecos de la forma que desee. Sin embargo, pasar la noche en el campamento del desierto y montar en camello por el desierto del Sahara.


  • conocer a los hombres.
  • chatear con gente de madrid!
  • Aventura en Marruecos I.
  • mujeres solteras ipiales.
  • 1. Pasear por el Shangri-La marroquí: el aislado valle de Ait Bouguemez.
  • chatchatear mas de 50;

Privado 10 días alrededor de Marruecos en un viaje cómodo al desierto de Merzouga, el valle de Dades y Marrakech. Desde ofrecemos visitas guiadas privadas en el desierto del Sahara. Viajes desde Marrakech. Viajes al desierto de Marruecos desde Fes desde: Rutas desde Marrakech al desierto del Sahara. Tour de 2 días desde Marrakech a Zagora.

Les Dunes - Aventura 4x4 en Marruecos - Cap 2

Tour de 3 días desde Marrakech a Merzouga. Tour de 3 días desde Marrakech a Fez Via Merzouga. Ruta de 2 días desde Fes a Merzouga. Tours de 2 días desde Fes alrededor del desierto del Sahara. Rutas de 3 días desde Fes a Merzouga Erg Chebbi. Ruta de 3 días desde Fez a Marrakech pasando por Merzouga. Tours de 4 días desde Fes a Marrakech a través del desierto del Sahara. Tours de 5 días desde Fes a Marrakech a través del desierto del Sahara. Ruta de 7 días desde Fez a Marrakech. Rutas desde Casablanca. A costa de alguna anécdota desagradable pude tomar algunas fotos del lugar. Ya desde Rissani tomé la carretera a Erfoud y Er-Rachidia que va bordeando el Valle del Ziz, que junto a los del Todra, el Dades y el Draa, ha alcanzado buena fama en el turismo del país.

En Er-Rachidia, ciudad carente de todo encanto, tuve que parar a comer y a descansar ya que el resfriado me había dejado totalmente tocado. Tras el almuerzo me trasladé a la localidad de Goulmima para visitar el antiguo Ksar Aït Goulmima junto a un guía llamado Yussef. Tiene incluso un mellah barrio judío , actualmente sin signos de vida hebraicos. Ya de noche llegué al Hotel Les Roches ubicado en el mismo corazón de las Gargantas del Todra a 17 km de Tineghir , aunque por la poca luz no me di cuenta hasta la mañana siguiente de lo maravilloso que era el lugar.

A pesar de no encontrarme nada bien físicamente fue uno de los mejores días del viaje.

Artículos relacionados

No sabía dónde me iba a llevar la carretera pero me daba absolutamente igual. Tamtattouche es uno de los primeros pueblos de montaña del Atlas yendo desde la carretera del Todra. Y a partir de allí la cosa fue a mejor. Los pueblecitos bereberes del Atlas son algo así como un viaje a un mundo antiguo y paralelo en el que las cosas no han cambiado nada, o lo han hecho muy poco. Un paisaje pelado y rodeado de montañas en cuyas laderas se alzan solitarios ksour plural de ksar y aparecen todo tipo de personas trabajando el campo como se hacía en tiempos del medievo.

Escenas costumbristas que parecían haberse perdido en viejas fotografías hechas en blanco y negro.. De Tamtattouche fui a Ait-Hani donde ingenuamente tomé una pista llena de baches para intentar hacer los 70 km que lo separan de Imilchil. Pero tras 2 km tuve que dar media vuelta porque podía cargarme el coche por mil sitios diferentes.

La gente me miraba extrañadísima de mi presencia allí. Paré en un café-mirador a tomar un té mientras consultaba el mapa de carreteras para decidir dónde ir. Allí conocí a Ahmed y a una cuadrilla que estaba acondicionando un pequeño hotel de 3 habitaciones. Eso sí, siguiendo los ritos previos lavarse las manos los unos a los otros con agua caliente, rebañar la comida con el pan y las manos, partir la carne a partes iguales, eructar como símbolo de estar saciado y un buen té a la menta para después lavarse de nuevo las manos, esta vez con jabón. Me recomendaron seguir por la carretera de Ait-Hani, pero no en dirección a Imilchil, sino a Assoul y Amellago para después volver hacia Goulmima, donde había estado la vez anterior.

Les hice caso y me supusieron 3 ó 4 horas en un recorrido tan salvaje como complejo por el estado de las carreteras. Pero valió la pena porque fueron algunas de las mejores horas de mi vida.


  • Viajes a Marruecos!
  • Turismo de naturaleza y aventura en Marruecos.
  • Aventura en Marruecos.
  • paginas para conocer personas en canada?
  • Crónica de un viaje a Marruecos: aventura en el Sahara - Soy Mochilero.
  • Viaje a Marruecos | Aventura | Viajes Aventura en Marruecos.

No me podía creer que en el Valle del Dadès me fuera a caer la primera nevada de la temporada. Fue asomarme a la ventana y ver un manto blanco cubriendo toda la zona. Lo malo vino cuando tuve que dar la vuelta con el coche justo antes de llegar a las Gargantas porque había zonas en que quedaba atrancado.

Por tanto recorrí el Valle en dirección Boumalne du Dadès, la ciudad principal de la zona. La carretera serpenteaba a la par que el río que iba saludando restos de fortalezas cuales castillos inmemoriales vigilaban uno y otro lado de un precioso valle. Mezquitas de barro y empinadas callejuelas reunían la mirada de los extrañados habitantes fuera de contexto en una imagen un tanto extraña. Chilabas en la nieve, capuchas hasta arriba y velos veraniegos cubiertos de copos.

El trayecto lo hice muy lentamente con infinitas y duraderas paradas donde había millones de buenas fotografías que estaban y siguen estando por hacer. Ya en el pueblo de Boumalne la nieve se había tornado en lluvia y en un viento castigador que había transformado la tierra en chocolate. En mayo emergen cientos de millones de rosas, con las cuales se obtiene una esencia de olor delicioso que sustenta la vida comercial de la zona.

Mil kilos de pétalos se necesitan para obtener tan sólo un litro de riqueza olfativa. El siguiente paso fue Skoura, a 39 km de Ouarzazate. Y con mi lamentable estado no era cuestión de agravar las cosas. Después de eso tocó devolver el coche a la compañía de alquiler, los cuales hicieron un minucioso reconocimiento para ver que no le había hecho nada malo en los casi km de recorrido. Afortunadamente el chequeo fue bien aunque menos fueron las palabras del dependiente que me alertaron sobre el día siguiente..

Un mecer de hombros fue la preocupante respuesta.

Aventura en Marruecos I (La Ruta a las dunas de Merzouga)

Nadie atendía y todos preguntaban cómo pasar a Marrakech si estaba cerrado. Se llamaba Sara y era suiza de Basilea, ciudad que había visitado tan sólo un mes antes. Ella iba a perder su avión de la tarde si no lograba llegar a Marrakech. Siete en total apretujados en un medio de transporte cuyo coste sube como la espuma cuando cortan el puerto y los autobuses no se atreven a intentarlo DH por persona. Nuestro taxista tenía buenas fuentes y sabía que se iba a abrir esa misma mañana. De lo contrario retornaría devolviéndonos la mitad de la carrera. La capa de nieve de gran grosor que bañaba el Atlas hacía muy dificultosa la conducción, aunque con paciencia y buen humor sobrellevamos como pudimos el trayecto que duró lo mismo que el bus de la ida 5 horas.

Ella se fue al Aeropuerto y yo me adentré en la medina norte. Visité gracias a un falso guía y a 20 Dirhams el Barrio de los Curtidores, tan perdido como insólito. No es tan llamativo como el de Fez pero sí se puede ver bien todo ese proceso que viven las pieles desde que se pudren hasta que se colorean para hacer todo tipo de artículos artesanales e inclusos cotidianos. Eso sí, me vino de perlas la ramita de menta en la nariz para protegerme del olor a podredumbre y putrefacción..

Yamal, un madridista de pro, me acompañó a otra de los lugares de imprescindible visita: Por lo que se entiende y recomienda toda visita a esta parte, aunque para encontrarla haga falta ayuda. Essaouira, la antigua Mogador portuguesa, ciudad amurallada de paredes blancas con puertas y ventanales azul celeste, es hoy día un reclamo turístico de primer orden.

Las calles y casas tienen la pintura ajada muy al contrario que su gemela tunecina Sidi Bou Said.

En Essaouira me hospedé en la misma Plaza Moulay Hassan, en un confortable y limpio Hotel Beau Rivage que había reservado por internet 27 euros. Las plazas de bus para volver a Marrakech se llenan con facilidad por lo que tuve que comprar un ticket para las 6 de la mañana del día siguiente. Un increíble atardecer desde el Puerto desde donde se ve la Isla de Mogador en que crían los Halcones de Eleonora cerró un día de calor y de contrastes.

Madrugón para volver a Marrakech en un día que sirvió de despedida a muchos sueños e inquietudes hechos realidad. Este fue un viaje completamente por libre y en solitario, pero si queréis que os lo organicen todo y llevar guía podéis hacerlo también desde Marrakech o Fez:.